La confluenciaPatrimonio Neuquino

Monumento al General José de San Martín en Neuquén Capital

Coronavirus - Cuidate

El Monumento al General José de San Martín, inaugurado en septiembre de 1954

Fue construido en el sitio donde se hallaba la pirámide fundacional, que debió ser trasladada unos metros hacia el norte sobre la Avenida Argentina, por entonces avenida Eva Perón.

El periódico local «El Territorio» informaba lo siguiente:

«Como señaláramos oportunamente, la ubicación del monumento al Padre de la Patria, General don fosé de San Martín, será ubicado por disposición de la Comisión encargada de su erección en la intersección de la Avenida Eva Perón entre Presidente Roca y Ministro González, aproximadamente en el lugar donde se encuentra la pirámide de fundación de la ciudad, y los trabajos previos ya han comenzado para que el 12 de septiembre, fecha en que la ciudad ha de cumplir 50 años de vida, fuera inaugurada…

Hemos tenido oportunidad de ver el trabajo iniciado, trabajo delicado, ya que se trata de correr la pirámide de fundación a un lugar cercano. Estas tareas están bajo la dirección del Ingeniero Luis Alonso, conocido profesional de nuestro medio».

Traslado del monolito fundacional.
Traslado del monolito fundacional.

 

Por su parte, el diario «La Provincia» del 12 de septiembre de 1954 informaba que «solemnes históricos momentos» se vivieron en la inauguración del Monumento al Libertador.

«Neuquén se vistió de fiesta, con sus mejores galas, pudiendo asegurar sin temor a equivocarnos que jamás hubo mayor cantidad de público como ese día, de auténtico júbilo popular. Sus arterias principales, se vieron cubiertas por un gentío enorme, cuyo entusiasmo y satisfacción se adivinaba en sus rostros».

«Magnífícamente engalanado con los colores de la Patria, las distintas asociaciones del pueblo fueron depositando sus ofrendas florales al pie del monumento que perpetúa la gloria y el recuerdo de la personalidad mas austera de la histona americana, cuyas virtudes integrales de arquetipo de Libertador de pueblos, sirven y servirán de derrotero a las generaciones presente y futuras».

Cuando terminó la colocación de las ofrendas florales, se procedió a la bendición a cargo del Obispo de Mendoza y Neuquén, Monseñor Doctor Alfonso Butteler; posteriormente la pronunciación de los discursos a cargo del Dr. Claudio Juan Robiglio, en nombre de la Comisión Pro-monumento; el Sr. Presidente del Honorable Concejo Municipal, don Eduardo A. Cortez Rearte; el General Don Alejandro Falconier, Comandante de la 6a. División de Ejército, y el Dr. Pedro Luis Quarta, Gobernador del Territorio.

Segundo Faustino Chavez - 1955
Segundo Faustino Chavez – 1955 – Al fondo, el monumento a San Martín

 

Seguidamente se produjo el desfile cívico militar.

Asimismo, en su edición del 18 de septiembre de 1954 el diario Opinión Pública también daba cuenta de la adhesión que habían tenido los actos de inauguración del monumento al Libertador. Se estimaba que habían concurrido a la inauguración del monumento alrededor de 15.000 personas.

Respecto del Monumento, don Camilo Raffy, presidente de la Asociación Cultural Sanmartiniana del Neuquén narraba:

«la construcción del monumento estuvo a cargo de la empresa italiana Falcone, que en 1950 había venido a estas tierras para la edificación del Comando. Con ellos vino el Ingeniero Luis Alonso, artífice de la obra, entre otros. «Respecto de la confección de la estatua, Raífy nos relató: «Está realizada en bronce; la trajeron de Buenos Aires en ferrocarril, la cola es maciza para equilibrar el peso sobre el monumento. La depositaron en la casa de gobierno, en la carpintería de Belgrano esquina Jujuy; cuando la cargaron en el carro que la llevaría no pasaba por el marco del portón por lo que hubo que extraer el dintel momentáneamente».

Encofrado de la base del monumento.
Encofrado de la base del monumento.

 

La historia escondida: hicieron una rifa para levantar el monumento

El emblemático monumento al General San Martín esconde una historia que, como dice la especialista en Patrimonio Arquitectónico, Liliana Montes Lefort, «los archivos no saben pero la gente sí».

A comienzos de 1952, la Comisión Territorial de homenaje al General San Martín solicitó al gobernador del territorio, Pedro Julio San Martín, autorización para importar desde Estados Unidos un automóvil Ford V8 modelo 1951 custom sedan 4 puertas con el objetivo de rifarlo y así reunir fondos para la adquisición y construcción del basamento de la estatua que hoy luce en el centro de la capital neuquina.

La historia fue reflotada este año en un folleto publicado por el Municipio para conmemorar el 61º aniversario de la inauguración del monumento.

Allí se señala que el problema para llevar adelante la construcción del monumento consistía en la forma para conseguir el dinero que se logró a través del cónsul de Chile en Neuquén. Por ello, Pedro Mendaña, presidente de la mencionada comisión, pidió permiso al gobernador San Martín para rifar el vehículo importado. La rifa consistió de 5 mil boletos, cada una con un valor de 50 pesos, moneda nacional de aquella época.

Los fondos recaudados por aquella rifa estuvieron destinados a solventar los gastos de construcción del basamento y adquisición de la estatua del prócer que le fue encargada a la Casa Sarubbi y Barili SRL de Capital Federal, una de las dos que poseían el modelo de estatua de propiedad del Instituto Sanmartiniano.

«Podríamos decir que miles de neuquinos son dueños de un centímetro cuadrado del monumento a San Martín», comenta con ironía Montes Lefort.

Las fuentes consultadas no pudieron indicar quién fue el ganador de aquel Ford que llevaba el logotipo de V8 en el óvalo azul.

La estatua ecuestre del Libertador es una de las tantas decenas de copias que existen en todas las ciudades del país de la escultura original realizada en 1859 por Louis Daumas, un escultor francés que se inspiró en el caballo de Luis XIV que estaba en la Place des Victoires de París para darle forma al que luciría San Martín.

Monumento a San Martín en Santa Rosa, La Pampa. La estatua ecuestre del Libertador en Neuquén, es una de las tantas decenas de copias que existen en todas las ciudades del país de la escultura original realizada en 1859 por Louis Daumas.
Monumento a San Martín en Santa Rosa, La Pampa – 1942. La estatua ecuestre del Libertador en Neuquén, es una de las tantas decenas de copias que existen en todas las ciudades del país de la escultura original realizada en 1859 por Louis Daumas.

 

 


Fuentes:
Neuquén, crisol de historias e inmigrantes, Tomo 1, de Beatriz Carolina Chávez Perri (Vicky Chavez)
Diario La Mañana de Neuquén del 06 diciembre 2015: La historia escondida: hicieron una rifa para levantar el monumento


 

¿Te gusta la historia neuquina, tenés algo que contar o compartir y querés colaborar con + Neuquén? Haz Click Aquí
También podés ayudarnos compartiendo este artículo en las redes sociales

 

Radio Más Neuquén
Más Neuquén 22

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba