La provincia

¿Jaime militar?

Una de las posibilidades que se le presentaban a Jaime de Nevares para su futuro era la carrera militar. Había en su familia varios militares pundonorosos que imponían respeto.

El Ejército era una institución sólida y de prestigio, que entusiasmaba a los jóvenes como una de las principales carreras a seguir.

Jaime tenía al Ejército en gran estima porque familiares cercanos eran el botón de muestra de lo que era un militar de honor.


Jaime siempre se negó a que se hablara mal del Ejército delante de él, hasta que vinieron los años nefastos de las dictaduras militares y en especial la del “proceso de reorganización nacional”.


Jaime de Nevares en el servicio militar
Jaime de Nevares en el servicio militar
Con militares en el Episcopado

Monseñor Laguna contó que en una reunión del Episcopado en 1977, a la que pidieron ser invitados delegados de los comandantes militares para explicar a los Obispos “las benemerencias del sistema”, Don Jaime tuvo un ríspido diálogo con uno de ellos.

En él, le habló del desprestigio de los militares por las aberraciones que cometían, del Ejército Sanmartiniano que él conoció y que hubiera seguido la carrera militar.

“Si no hubiera sido por la muerte de mi padre que me decidió a estudiar abogacía, hubiera sido militar”, les confió. Un general presente le dijo: “Entonces Ud. hubiera estado aquí con nosotros”.

No —respondió Don Jaime—, yo, a la primera tortura, me hubiera ido a mi casa”

Jaime era totalmente evangélico: sí, sí y no, no. No andaba con vueltas.

Era muy caballero en todo su trato, lo tenía en la sangre, pero “no aflojaba ni un tranco ‘e pollo”, como siempre decía.

En 1970, durante la experiencia del gobierno militar de Onganía, le escribía a su tía María Inés y finalizaba la carta enviando saludos para cada uno de la familia: “A pesar de ser General”. Nunca lo hubiera dicho antes, sino después de ver atropelladas las leyes de la república por los militares.

Esa es otra historia

Extraído del libro: Don Jaime de Nevares – Del barrio Norte a la Patagonia, del padre Juan San Sebastián


¿Te gusta la historia neuquina, tenés algo que contar o compartir y querés colaborar con + Neuquén? Haz Click Aquí
También podés ayudarnos compartiendo este artículo en las redes sociales


Se permite la reproducción. No olviden citar la fuente: www.masneuquen.com

Revista Más Neuquén 23

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba