InolvidablesLecturas

Irma Cuña, Neuquina

Campaña de Suscripción - Más Neuquén
Su vida

Nació el 2 de septiembre de 1932 donde vivió su niñez y adolescencia, en la calle Sarmiento al 600, y donde cursó sus estudios primarios y secundarios.  Sus padres gallegos se habían instalado en Neuquén Capital como muchos otros inmigrantes. El padre alternaba el oficio de peluquero con la ejecución de un instrumento de viento en la Banda de Policía.

La escuela primaria de Irma fue la número 61, en el Bajo neuquino, de la cual egresó en 1945. La escuela secundaria, el antiguo Colegio San Martín de la calle Láinez. Después cursará sus estudios de profesora en Letras en la Universidad Nacional del Sur, en Bahía Blanca donde se recibió de Profesora en Letras (1958). En el Collége de France en París (1960 a 1961) realizó un curso con Marcel Bataillon, el célebre hispanista francés, cuyos estudios sobre textos españoles de diversos autores de los siglos XV y XVI contribuyeron a renovar el interés por los estudios hispánicos en Francia. Finalmente se doctoró en la Universidad Autónoma de México (1964).

En épocas difíciles -durante la década del 70- quiso exponer una charla en el Instituto del Profesorado del Neuquén, pero su estadía fue breve y accidentada, ya que tuvo que volver repentinamente a Buenos Aires, advertida de que era perseguida.

En 1975, junto a su esposo Juan Silberstein, debió exiliarse en México debido a las amenazas sufridas por parte de la Triple A. Una experiencia que marcó su obra, cruzada por su compromiso con la defensa de los derechos humanos y los derechos de la mujer.

Fue dirigida en el CONICET por Rodolfo Casamiquela trabajando en torno a Discursos con Juan Benigar sobre la lengua y la cultura mapuche. Hizo docencia en la Universidad Nacional del Sur, en la Universidad Nacional de La Plata y en la Universidad de Morón en cátedras de literatura española.

Regresó a Neuquén en 1989 para instalarse definitivamente, como siempre lo deseó. Aquí continuó su tarea en la Universidad Nacional del Comahue dictando el Seminario sobre Utopía, cursos de grado y posgrado desde 1994 hasta el año 2004, y en otras actividades, ligadas al quehacer cultural neuquino.

En 1999 fue designada en la Academia Argentina de Letras como miembro correspondiente por la Provincia de Neuquén.

Algunas de sus publicaciones editadas en el ámbito académico tratan sobre El mito de Narciso en la poesía de Federico García Lorca, Símbolos de Don Segundo Sombra, La muerte en el árbol, La ciudad anarquista americana – una utopía de principios de siglo, América Latina ¿Utopía o realidad?, Perpetua ausencia de una ciudad imaginaria, Identidad y utopía. Además, presentó ponencias en congresos, jornadas y simposios universitarios y fue coordinadora de la cátedra permanente de Pensamiento Utópico “Tomasso Campanella” en la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional del Comahue a partir de 1998 hasta el 2004.

Siguió escribiendo y regalándonos antologías y selección de poesías. Irma Cuña, que vivenció su tierra en “Neuquina” (1956), su primera obra editada por Pampa-Mar en Bahía Blanca, mostró muchas facetas, y se constituyó en un referente ineludible de las letras patagónicas.

Obra poética

Neuquina (1956), El riesgo y el olvido (1962), Cuando la voz cae (1963), Menos plenilunio (1964), Maneras de morir (1974), El extraño (1977), La divisa del emboscado (1982) y otras obras de carácter periódico, reunidas en El riesgo del olvido, una antología de la Municipalidad de Neuquén (1991) que agrupa textos impresos entre 1956 y 1992. El Fondo Nacional de las Artes editó en 1996 Antología poética y en 2000 dio a conocer otra antología denominada Poesía junta. Estar en Ti. Salmos en Neuquén (2001) es su última obra. El 2004 la Municipalidad de Neuquén publicó Neuquina, Patagónica y otros poemas.

Irma Cuña - Antología poética - Pasajera del Viento
Irma Cuña – Antología poética – Pasajera del Viento
Apuntes

Le tocó vivir un tiempo difícil. Y sobrevivir. Aunque para ello tuviera que tomar el camino del exilio. La poesía fue su ángel guardián que siempre susurró en sus oídos las palabras a seguir. En los peores momentos recordó las bardas y la meseta, el viento, los valles y los ríos, el canto de las aves. La familia y los amigos. Arrancar con fuerza. Andar por las chacras y un día ser chacarera y tomar el arado de mancera. Tan frágil y tan persistente. Patagónica y neuquina.

La poeta en el lapso que va desde Neuquina (1956) hasta los Salmos (2001) muestra los temas de su tierra y su proyección hacia lo universal con un discurso poético afirmado en la identidad regional. Cuando habla de Neuquén se refiere al pueblo de su niñez y adolescencia, con las calles de tierra y las casas de adobes. Tal vez por eso su tendencia a los temas telúricos como los relatos populares de Pedro de Urdemalas que vienen de la raíz europea de sus padres y que engarzan con los cuentos rurales patagónicos. Su discurso se afirma también en la visión del mapuche sufrido en el pasado y el presente. Tampoco es casual que la cátedra libre que dirigiera se llamara Tomasso Campanella, el filósofo dominico (1568-1639) que fuera impulsor de un socialismo utópico que proponía el rechazo de la propiedad privada y del individualismo. El discurso político se entremezcla en su poemario con la temática regional y la dimensión religiosa.

La lírica argentina tiene en Irma Cuña una de sus voces más potentes. El espacio geográfico se convirtió en eje de sus recursos expresivos, particularmente la meseta patagónica con su aridez, su bosque achaparrado y su soledad que se vio se vio reflejada en su poesía. Una voz mística se proyecta en sus Salmos que coincide temporalmente con sus últimos días.

En 2001, con estar en Ti. Salmos en Neuquén, Irma Cuña aborda su relación con Dios de manera directa: se convirtió en un diálogo, una plegaria, una oración “del corazón”.  Un diálogo casi desesperado con Dios, en un plano de intimidad propio de los místicos, que supone un alivio al pesar que la abate como anticipo de un descanso que percibe necesario.

Nos dejó una obra para leer una y otra vez, buceando en sus versos la profundidad de una estética patagónica y universal, al mismo tiempo.

 

Neuquina

Nací en Neuquén, oasis del desierto,
inmenso reino del potente viento,
millonario de arenas y de piedras,
Arauco triste de su gente nueva:
tengo el alma aborigen y labriega.

Nací en Neuquén, nostálgico del indio
para quien fue “el audaz y el atrevido”;
el extranjero lo pobló de arados,
de frutales, de viñas y de álamos,
pero él siguió soñando con las tribus.

Nací en Neuquén y por las noches hondas,
cuando todo se acalla, mi alma loca
trepa las bardas, atraviesa el río,
y tras la Cruz del Sur halla el camino
que conduce al secreto primitivo.

Y cuando lejos parta no habrá olvido
para mi valle, mi arenal, mis ríos,
ni el salvaje furor del viento terco.
nací en Neuquén, sonrisa del desierto,
y en él quiero dormir el largo sueño.

 

Palmira Painefilu

En tu gran corazón de niña seria,
Palmira Painefilu,
¿estaré todavía?
Sería bueno saber que has olvidado,
porque el amor te dio un albergue,
a la hermana maestra
que intentó revelarte el valle verde,
los afelpados troncos del canelo,
las hojas del otoño entre los notros
y el latido retumbo de los lagos.

Palmira ¿has olvidado?
¿O todavía estoy en tu piuqué,
como cuando me iba?

Aunque alcancé a llegar a tu silencio
y albergarme yo misma entre tu orgullo,
–ambas espejos de la tierra–
por dos despojamientos diferentes
¿qué oscuro resultó reconocernos!

 

Desde el 2 de septiembre de 2016, Neuquén tiene un día dedicado especialmente a su poesía local y es en homenaje a la poeta Irma Cuña, conmemorando la fecha de su nacimiento.
Irma Cuña partió el 16 de mayo del 2004.

 


Fuentes:
– La importancia de ser Cuña, por Gerardo BurtonEnlace
– Retazos de una Vida, por Marta RamosEnlace
– Irma Cuña. Pasajera del viento, Antología poética, selección y prólogo de Irene GrussEnlace
– Textos de César Aníbal FernándezEnlace


¿Te gusta la historia neuquina, tenés algo que contar o compartir y querés colaborar con + Neuquén? Haz Click Aquí
También podés ayudarnos compartiendo este artículo en las redes sociales.


Se permite la reproducción: por favor no olviden citar la fuente, www.masneuquen.com

Radio Más Neuquén
Más Neuquén 22

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba