fbpx
La confluencia

Amancay, orgullo del teatro neuquino

Campaña Vacunación

Este grupo de pioneros de la escena regional, se forma merced al entusiasmo de su fundador Nicasio Arsenio Cavilla, empeñado en la formación de un elenco teatral neuquino. En 1940, bajo su guía, unos pocos “aficionados” nucleados en el club Independiente de Neuquén, comienza hacer teatro poniendo en escena dos obras cortas: «Monte en puerta » y «El sostén de la familia» y más adelante «Los mirasoles» cuya exitosa puesta recibe el aplauso del creciente público neuquino.

En 1944 al cumplir la ciudad sus 40 años de vida, Amancay lleva a escena 3 nuevas obras: «La novia de los forasteros», «Jettatore» (a beneficio de la población de La Rioja y Catamarca a pedido del entonces gobernador Coronel Peri), y por último «Bendita seas» estrenada en el Cine Teatro español precisamente el 12 de septiembre de ese año. El programa de esta puesta de original confección transcribe un fragmento del discurso que Joaquín V. González pronunciara el día de la inauguración de la capital en 1904, con fotos del Neuquén de ese año, 1914, 1924, 1934 y de 1944.

Aquellos primeros pasos del Teatro Amancay sumó a la tarea fundacional de su director Nicasio Arsenio Cavilla, el aporte de Valentín J. Argés, Dora Marchessini, Ricardo Rosa, Alfredo de Martín, Raul Truchuelo, Angel Della Valentina, Amalia Hernández, Mecha Sánchez, Fanny y Elba De Martín, Dorita Guiñazú, Hector Francavilla, Alfredo Lanza, Héctor Cámpora, Lelia Elisetche, Guillermo De Vecchi, Elsa Tapia, y el señor Barbosa, entre otros cuyos nombres escapan a nuestra memoria, pero que ayudaron sin duda a cimentar una tradición teatral en Neuquén, que desde entonces no deja de crecer y enorgullecernos.

Amancay - Elenco de la obra
Amancay – Elenco de la obra “El príncipe Heredero”

En 1945 la tarea de Amancay crece al incursionar en la actividad radial: había nacido LU5, emisora integrante de la red Splendid. Luego del estreno teatral de «No salgas esta noche» se lleva a escena «La luna en el pozo» del autor chileno Armando Mook, cuyo libro fue aportado por el doctor Castro Rendón, Presidente de la cooperadora Conrado Villegas. En radio se inicia el ciclo «la novela de la semana»,  emitiéndose obras del teatro nacional en versión completa y ambientadas para el medio radial.

En los diez años siguientes Amancay incursiona con señalado éxito en el género del radioteatro, aunque no abandona su vocación por el teatro tradicional; así concreta en ese lapso la puesta de más de 15 obras, muchas de las cuales, en versiones adaptadas al medio, fueron emitidas previamente por LU5, lo que aseguró una mayor difusión regional de las mismas y dio apoyo cierto a las recordadas giras del elenco por los teatros de la provincia y el Alto Valle. Entre las obras citadas se destacaron “El príncipe Heredero” y una nueva puesta de “La luna en el pozo”, que merecieron una mención especial y un Tercer premio, en sendos certámenes nacionales realizados  en el Teatro Cervantes de Buenos Aires. Ya para entonces se habían incorporado a su elenco Evaristo H. Giménez, Elsa Marchessini, Horacio Tarifeño, Irma Escobar, Antonia Figueira y Amanda Halisky.

En 1954, coincidiendo con el cincuentenario de la ciudad capital, Amancay inaugura su propio escenario en la sala de la «Cooperadora Conrado Villegas», dotándolo con los elementos más modernos de la época. Estrena en la ocasión “Pehuén Mapu” del Dr. Gregorio Alvarez, con la participación de cuatro primeros bailarines del Teatro Colón, quienes recrearon la ceremonia del Nguillatun y otras danzas mapuches.

En 1956, se llevó a escena «Una libra de carne», de Agustín Cuzzani, bajo la dirección de Norberto Manzanos, fundador del prestigioso Teatro Florencio Sánchez de la ciudad de Rojas. La grandiosidad de dicha obra requirió la presencia de hasta 36 actores en acción por lo que Amancay recibió la incorporación, a pedido del director de la obra, de Luis Alberto Garrido – llegado también de Rojas para realizar el principalísimo papel de Elias Beluver – como así también a Perez Ullua, Guillermo Murphy, Oscar Pablo Gaviglio, Arturo Pérez, Roberto Ferrer, Jorge Edelman, Alicia Figueira y Jorge Fernández Garro. También estrena ese mismo año, “Los Conquistadores del Desierto” dirigida por Angel Santagostino.

Algunos integrantes de Amancay: Amanda Halisky, Alfredo Lanza e Irma Escobar.
Algunos integrantes de Amancay: Amanda Halisky, Alfredo Lanza e Irma Escobar.

En 1957/1958, el remozado elenco estrena «Porque Si», «Luz de Gas» y «Un día de Octubre», más adelante «Ha llegado un Inspector» y posteriormente – con la incorporación de José Digiglio y bajo su dirección «Un amante en la ciudad» y «Los Expedientes». En 1962, muchos de sus actores, junto con integrantes de otros grupos de la ciudad, forman la «Comedia Neuquina» que bajo la dirección de José Digiglio lleva a escena la obra de Andrés Lizarraga «Tres jueces para un Largo Silencio».

El comienzo de los años 60, junto con los primeros pasos de la joven Provincia, dejó al Teatro Amancay sin el aporte de sus integrantes tradicionales, que debieron asumir como ciudadanos altas responsabilidades en el flamante gobierno. Angel Santagostino bajó del escenario para ser Ministro de Economía. Nicasio A. Cavilla para ser Ministro de Asuntos Sociales. En una etapa posterior Ángel Della Valentina pasó a ser Intendente de la ciudad de Neuquén. Tal vez cabe destacar que la historia de este pionero “Teatro Amancay” nacido de la ilusión y el fervor de su fundador, se diluye con su ausencia, tras una larga, casi mágica parábola, de casi 25 años.

¿Habrá pensado Cavilla, el inefable “Cacho”, que la tarea estaba cumplida? Los hechos dicen sin embargo que, quizás por las dudas, buscó dejarle a la comunidad neuquina un instituto que asegurara la iniciación y perfeccionamiento en las artes, y no sólo en el escénico que se llevara sus mejores sueños. Así, desde el Ministerio donde el destino lo había puesto, formalizó la creación de la Escuela Provincial de Bellas Artes. Hermoso destino para un soñador…

Necesitamos tu ayuda

Si te gusta Más Neuquén, si lo considerás útil, invitanos un café, suscribiéndote.
Hacé CLICK y lo explicamos.

Invitanos un café

Esa es otra historia

Extraído de: Revista por siempre Neuquén, Año 3, n° 7, Julio del 2000


¿Te gusta la historia neuquina, tenés algo que contar o compartir y querés colaborar con + Neuquén? Haz Click Aquí
También podés ayudarnos compartiendo este artículo en las redes sociales


Se permite la reproducción. No olviden por favor mencionar la fuente: www.masneuquen.com

En la sección TIENDA, podés conseguir mapas decorativos antiguos de pared del Neuquén y la Argentina. También ediciones anteriores de la revista Más Neuquén. Envío a domicilio a todo el país por Correo Argentino.

Radio Más Neuquén
Más Neuquén 22

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba