Sur y Limay

Inauguración de la represa de Alicurá – El discurso de Alfonsín

Campaña Vacunación

Publicado en el Boletín Hidronor de Agosto de 1984:

El 16 de mayo último se inauguró en Alicurá el primer turbogenerador de 250.000 kW que integra la central, cuya potencia instalada final será de 1.000.000 kW.

Asistieron al acto el señor presidente de la Nación, doctor Raúl Alfonsín, los gobernadores de Río Negro, Dr. Osvaldo AIvarez Guerrero, del Neuquén, Sr. Felipe Sapag y de San Juan, Dr. Leopoldo Bravo, el ministro de Obras y Servicios Públicos de la Nación, Ing. Roque Carranza, el secretario de Energía de la Nación Dr. Conrado Storani, el secretario de la Función Pública, Dr. Jorge Esteban Roulet, el secretario de Inteligencia de Estado, Dr. Roberto Manuel Pena, el titular de Hidronor, Dr. César Martín García Puente, directores y funcionarios de la empresa, representantes de las empresas constructoras, personal que trabaja en las obras y público en general.

Dio comienzo el acto cuando el doctor Alfonsín procedió a izar la bandera nacional, conjuntamente con dos obreros de Alicurá y de inmediato se entonó el Himno Nacional, coreado por la concurrencia. Seguidamente se descubrieron dos placas recordatorias, una por la inauguración en sí del turbogenerador y la otra en memoria de los obreros que fallecieron durante la construcción de la obra hidroeléctrica.

Después, usaron de la palabra, sucesivamente, el secretario de Energía, el titular de Hidronor y el presidente de la Nación. Durante el acto se inauguró también la estación transformadora de energía que posee una salida de 500 kV para la línea de alta tensión que la vinculará con la red interconectada nacional y otra de 132 kV para la conexión local.

Finalizó el acto con un vino de honor servido en la Villa Alicurá.

Palabras del doctor García Puente

El titular de Hidronor dijo: “Esta obra comenzó hace seis años; desde entonces aquí”, el país ha vivido circunstancias dramáticas que llegaron a amenazar su continuidad como Nación, minaron la confianza y la fe de los argentinos. En medio de este cuadro de parálisis generalizada esta obra, —gracias a Dios— no fue interrumpida y hoy se incorpora a la producción y crecimiento del país, dentro de los plazos establecidos en su comienzo. Su construcción reconoce el aporte de la ingeniería y el trabajo del empresariado nativo y extranjero; capitaliza la incorporación de avanzada tecnología y es la expresión cabal de la capacidad de trabajo de millares de técnicos y obreros argentinos”.

Discurso de César Martín García Puente
Discurso de César Martín García Puente, titular de Hidronor.

Más adelante manifestó: “Dejamos inaugurado en este mismo momento el tramo Alicurá-Chocón de la línea transmisora Alicurá-Abasto. Una nueva ruta que llevará nuestra energía hasta el empalme con el Sistema Interconectado Nacional para los centros de alto consumo, sirviendo a su paso a las zonas de influencia de las ciudades de Choele-Choel, Bahía Blanca y Olavarría”.

“Hidronor —dijo el orador- ha puesto en estas obras el esfuerzo de su capacidad creadora y su capacidad ejecutiva. La puesta en marcha de Alicurá nos llena de lógica satisfacción, pero los desafíos de cubrir las demandas de la Nación no nos consienten treguas en nuestra tarea específica. Por eso, ya hemos comenzado las tareas para un nuevo emprendimiento a 100 kilómetros aguas abajo de Alicurá, sobre este mismo rio Limay. Ya se ha efectuado la licitación pública correspondiente, se han ordenado el financiamiento, los recursos, la tecnología, la conducción y el trabajo para construir la presa y central hidroeléctrica Piedra del Águila, la cual ha de producir 1.400.000 kW, superior a nuestra primera obra, la central hidroeléctrica El Chocón. Comparativamente, en Alicurá se han creado fuentes de trabajo para 2.100 operarios; en Piedra del Águila han de trabajar 5.000 obreros argentinos, concretando así la continuidad en posibilidades de ocupación de mano de obra especializada dentro de la región”.

“Otro símbolo de esta continuidad está dado por el término de los estudios y proyectos de las obras del Limay Medio, que establece la construcción de las presas de Michihuao y Pichi Picún Leufú, ubicadas sobre el Limay, entre Piedra del Aguila y El Chocón, con una capacidad de generación del orden de 1.000.000 kW. Asimismo, continuamos con los estudios de la presa Corral de Piedra, para completar el complejo Alicopá, y los del aprovechamiento del río Caleufú, que sobrealimentará la potencia de Alicurá”.

“Las empresas que hemos crecido y capitalizado nuestro esfuerzo en la Patagónia, podemos y debemos brindarle a la región la solidaridad de propósitos que nos unifiquen en el objetivo de poblar y desarrollar el suelo patagónico. Es que queremos demostrar la posibilidad de una nueva relación del compromiso argentino con la Patagonia. Hidronor ha asumido este compromiso, porque nuestra raíz se nutre en la idea generadora de la “Corporación para el desarrollo patagónico”.

Descubrimiento de la placa recordatoria de los obreros fallecidos durante la construcción de las obras.
Descubrimiento de la placa recordatoria de los obreros fallecidos durante la construcción de las obras.

Posteriormente el doctor García Puente anunció que “con Alicurá incrementamos en un 200 % la posibilidad de entrega de energía barata a la Patagonia. Asimismo, contribuimos al desarrollo de la ciudad de Bariloche con el abastecimiento directo de energía en cantidad suficiente y tarifas promocionales. La “tarifa Comahue” debe ser el incentivo para la radicación de nuevas industrias, en procura de promover polos de desarrollo que movilicen las extraordinarias reservas de la región”.

“Consecuentemente con la política de fomento regional, —añadió— vamos a estimular el arraigo en la zona de nuestros trabajadores y sus familias. Nuestros emplazamientos en obra serán transformados, gradualmente, en asentamientos permanentes. En Piedra del Aguila serán habilitadas viviendas estables dentro de la población existente en el lugar, con la infraestructura de servicios para la asistencia, la salud y la educación de sus pobladores”.

En otro pasaje de su discurso dijo el doctor García Puente: “A la hora del reconocimiento queremos expresar nuestra gratitud, nuestra estimación y nuestra simpatía a todos quienes contribuyeron a realizar esta obra. Agradecemos, pues, a los ingenieros y técnicos que la proyectaron y la dirigieron, a las empresas contratistas que la ejecutaron, a los proveedores que atendieron sus necesidades y a los obreros que, con su trabajo de todos los días, edificaron esta magnífica realidad. Agradecemos a los forjadores del desarrollo hidroeléctrico de la región en la mención de los nombres del ingeniero César Cipolletti y de Ezequiel Ramos Mejía; a los pioneros de la iniciativa de El Chocón, en la figura de los doctores José María Guido y Enrique Gadano; a los fundadores de Hidronor, a to-dos sus presidentes y directores que honraron a la empresa con continuidad y eficiencia, y a todo su personal, sus funcionarios, sus técnicos, empleados y obreros, consustanciados con los objetivos de la empresa. Agradecemos al gobierno de la Nación, sus ministros y secretarios de área en el curso de la obra. A los gobernadores y elencos oficiales de las provincias del Comahue, y a las empresas del Estado que, en su especialidad, nos asistieron puntualmente”.

Finalizó el titular de Hidronor manifestando: “La unidad de todos hizo posible esta obra —obra de años—, continuidad del país en medio de un país pretendidamente desintegrado y quebrantado. Este es un testimonio de todo lo que podemos realizar juntos y en solidaridad, frente a las ruinas de todo cuanto destruyó el desencuentro y la obcecación”.

“Alicurá comienza a funcionar en la hora de la democracia y de la libertad recuperadas. Mí ruego para que toda la riqueza que produzcan sus turbinas sea para afianzar la dignidad de la República, en la paz y en la unión de todos los argentinos”.

De la alocución del doctor Raúl Alfonsín

En su comienzo el doctor Alfonsín expresó: “Es a través de la materialización de estas grandes obras que el hombre pone de manifiesto su voluntad y su capacidad de transformación del medio hostil, ordenando las fuerzas de la naturaleza para el beneficio del género humano”,

“Sabemos que los recursos hidroeléctricos conocidos —afirmó más adelante— constituyen el cincuenta por ciento de nuestras reservas energéticas; su utilización, por lo tanto, constituye un imperativo de la actual generación por su condición de recursos renovables y de no contaminantes, y como forma apta de balancear una ecuación energética nacional que consume en demasía hidrocarburos líquidos derivados del petróleo, nuestro recurso energético proporcionalmente más escaso”.

El doctor Alfonsín manifestó luego: “Es oportuno destacar, en esta oportunidad tan trascendente, que nuestra concepción del aprovechamiento de los recursos hidráulicos no se agota en una visión exclusivamente energética de los mismos; por el contrario, estamos convencidos del alto contenido económico y del efecto multiplicador que la construcción de los aprovechamientos tiene para las regiones en donde los mismos se insertan. En este sentido creemos que para los aprovechamientos que en el futuro sean decididos, se deberá estudiar y profundizar en forma adecuada sobre los restantes usos del agua que la construcción de los mismos provee a la comunidad y a la región; el riego, el control de crecientes, la provisión de agua potable e industrial y la navegación, en un mismo pie de igualdad que el uso eléctrico”.

El Presidente de la República Izando la bandera Nacional el día de la inauguración de la represa Alicurá.
El Presidente de la República Izando la bandera Nacional el día de la inauguración de la represa Alicurá.

Al mismo tiempo —añadió— con un claro sentido del federalismo, requeriremos una participación activa de las provincias en la concepción de los emprendimientos regionales que encare la Nación, de forma que las mismas dejen de ser convidados de piedra en un proceso de construcción que, si es adecuadamente planificado, podría aprovechar en forma ventajosa las potencialidades zonales, motorizando, a su vez, importantes procesos de desarrollo locales”.

Destacó el doctor Alfonsín que “nuestra Patria tiene en materia energética, merced a sus grandes disponibilidades de recursos, múltiples opciones que la hacen, a diferencia de otros países del mundo, un país privilegiado: las reservas de gas, petróleo y carbón, sumadas a los importantes recursos de materiales nucleares e hidroeléctricos, hace que la Argentina sea un país auto- suficiente en la materia y aún con capacidad de iniciar procesos de cooperación técnica e intercambio de productos energéticos con países vecinos que afiancen nuestra relación con Latinoamérica”.

Luego afirmó que “la ingeniería argentina, a través de sus estructuras de empresas constructoras, de empresas proveedoras de equipamiento y consultoría, cuya presencia en la obra que hoy inauguramos ha sido fundamental, tiene un rol importantísimo que jugar en el ámbito interno, y es función del gobierno procurar que la misma pueda competir a nivel internacional, conquistando nuevos mercados para sus bienes y servicios”.

“Somos conscientes, sin embargo, —agregó—que los países en vías de desarrollo como el nuestro, tiene en la disponibilidad de sus recursos financieros su recurso más escaso. Esto obliga al sector energético, fuerte consumidor de recursos de inversión, a ser absolutamente cuidadoso en la asignación, procurando un uso eficiente de la misma; de otra forma estaríamos soslayando legítimas aspiraciones de otros sectores postergados de la comunidad”.

Discurso del Presidente de la República, Raúl Ricardo Alfonsín.
Discurso del Presidente de la República, Raúl Ricardo Alfonsín.

Finalmente acotó: “La central hidroeléctrica de Alicurá que hoy inauguramos en este sur nos acerca un paso más a nuestro destino de grandeza. Este destino será fruto del esfuerzo de los miles de hombres y mujeres (obreros, técnicos, administrativos, profesionales) que como los que han construido duramente estas obras brindan lo mejor de sí para un país que definitivamente se ha puesto de pie”.

Conceptos del doctor Storani

Señaló el secretario de Energía de la Nación la importancia del objetivo de exportar energía en diversas formas con alto valor agregado, “lo que permitirá aportar a la balanza comercial del país nuevos elementos para salir del atolladero”.

En ese sentido anticipó que se conformarán portentosas riquezas en gas natural, petróleo, uranio y carbón que la Patagonia posee en cantidades importantes.

Con la inauguración del primer turbogenerador de Alicurá —afirmó— “ha comenzado a hacerse cierta la reversión de la Argentina que mira hacia adentro, que viene a hacer justicia al interior”.

 


Extraído de: Boletín Hidronor n° 15 – Agosto de 1984


¿Te gusta la historia neuquina, tenés algo que contar o compartir y querés colaborar con + Neuquén? Haz Click Aquí
También podés ayudarnos compartiendo este artículo en las redes sociales.


Se permite la reproducción: por favor no olviden citar la fuente, www.masneuquen.com

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba